Li-Fi, navegar a la velocidad de la luz

Li-Fi, navegar a la velocidad de la luz

La tecnología Li-Fi, basada en la transmisión de datos a través de la luz, promete revolucionar la navegación por Internet con una velocidad 100 veces superior a Wi-Fi.

¿Recuerdas tus primeras conexiones a Internet? Aquellos tiempos en los que desplegabas el cable para conectar tu ordenador al teléfono. Avisabas a toda tu familia de que no llamara por teléfono porque ibas a conectarte a Internet. Le dabas al botoncito del módem, mirabas las lucecitas intermitentes y escuchabas, con los dedos cruzados, la secuencia de pitidos que, con suerte, precedían a la ansiada conexión. Tu madre, a pesar del aviso, descolgaba el teléfono o sutilmente te presionaba: “¿Te falta mucho?, la línea no puede estar tanto tiempo ocupada, ¿y si llama alguien para algo importante?” Esta es la situación que vivimos muchos a mediados de los 90 y de la que apenas saben los hijos del adorado Wi-Fi. Pues ahora, incluso a esta tecnología, que trajo la revolución de la conexión inalámbrica a nuestras vidas, le ha salido competencia: Li-Fi o VLC (Visible Light Communications). Sí. Parece que dentro de poco, cuando encendamos una lámpara, esta nos dará, además de luz, conexión a Internet. ¡Y a una velocidad 100 veces superior a Wi-Fi!

Wi-Fi versus Li-Fi

El término Li-Fi se lo debemos a Herald Haas, científico de la Universidad de Edimburgo e impulsor de este sistema de comunicación inalámbrica que se basa en la transmisión de datos a través de bombillas LED. Como si de un código morse se tratase, los LED se apagan y encienden a velocidades ultra rápidas. Este parpadeo, imperceptible para el ojo humano, sería interpretado por un receptor y nos permitiría acceder a Internet y navegar de forma ultra rápida y de bajo costo.

Además, gracias a Li-Fi parece que podremos despedirnos de algunas de las limitaciones actuales de Wi-Fi. Como los datos no se transmiten a través del aire, sino de la luz, podremos decir adiós a las interferencias con otros sistemas (genial si pensamos en la conexión inalámbrica a Internet dentro de los aviones o de los hospitales) y a los problemas de seguridad (la tecnología Li-Fi funciona en un radio máximo de 10 metros, por lo que la señal no puede ser hackeada ni robada y se pone freno a los ataques de ciberdelincuentes). La tecnología Li-Fi también podría ser la respuesta al problema de la congestión de frecuencias provocado por el uso de Internet.

Eso sí, también hay alguna que otra sombra en esta revolución luminosa. Las ondas de luz de la tecnología Li-Fi no pueden traspasar objetos ni paredes, por lo que el equipo preparado para recibir la señal Li-Fi tiene que estar directamente iluminado. Además, parece que habría que colocar un emisor en cada estancia de la casa si queremos disfrutar de Internet sin limitaciones. Handicaps que los investigadores están tratando de solventar.

lifi1

Del laboratorio a la realidad

En este mundo tecnológico son muchos los avances que se quedan en el laboratorio, pero para nuestra fortuna no parece que eso vaya a pasar con Li-Fi. Hace tan solo unos meses, y cuatro años después de las primeras pruebas de Haas, la empresa estonia Velmenni ha conseguido conectar dos ordenadores a través de este sistema y han logrado obtener una velocidad de transmisión de 1 Gbps. Es decir, 100 veces más que la velocidad que actualmente ofrece de media el Wi-FI. DeepakSolanki, presidente de la compañía, asegura que están trabajando para poder implantar Li-Fi en la oficina de una empresa, en lo que sería el primer uso comercial de esta tecnología.

El récord de velocidad con tecnología Li-Fi se dio a principios de este año en un experimento llevado a cabo por la universidad de Oxford, donde trabajan para optimizar esta tecnología. ¡Se alcanzaron los 224 Gbps, una velocidad que permite descargar hasta 22 gigas en tan solo un segundo!

La varita mágica de Li-Fi

Todo apunta a que en las próximas décadas veremos la implementación progresiva de la tecnología Li-Fi, pero esto no significará la muerte de Wi-Fi, sino que probablemente disfrutaremos de una tecnología híbrida. Ambas redes se complementarán regalándonos experiencias de navegación más rápidas, eficientes y seguras.

¿Os imagináis, en un futuro no muy lejano, ciudades enteras iluminadas con bombillas LED que además de emitir luz nos permitieran conectarnos a Internet a toda velocidad?

Es tecnología, pero parece magia. Qué se lo digan a Disney que, experto en el arte de hechizar, ya está desarrollando juguetes optimizados con tecnología Li-Fi. Éxito de ventas asegurado para ese vestido de princesa cuyas luces intermitentes se encienden con una varita mágica LED. Nada que ver con las lucecitas de nuestros modem de los años 90.

lifi2

Share

Sobre el Autor

Director and Founder from setblau.com

Deja tu comentario

Estaremos encantados de recibir sus comentarios. Tome un momento para comentar y decirnos lo que piensas.